Parte I

 

La protección y la seguridad siempre han sido temas de relevante importancia para la humanidad a través de los tiempos, en todas las culturas y civilizaciones alrededor del planeta. Esta afirmación se ve reflejada en sus distintas mitologías y creencias donde, curiosamente, se le han otorgado esos atributos a una deidad específica. Aquí podrás conocer algunas de esas entidades supremas que después de miles de años permanecen perennes en nuestra memoria y la de nuestros antepasados.

 

En la mitología romana tenemos a Securitas, representada como una mujer provista de una lanza, el cuerno de la abundancia y una rama de olivo. Personificaba la salvación, la preservación, el bienestar y la estabilidad de una persona y de todo el Imperio. Su equivalente griego es Soteira.

 

Para los nórdicos, Heimdal es el dios protector y de la luz, guardián de todos los dioses, de Asgard, el puente arcoiris y Midgard (el mundo de los hombres). Este poderoso ser supremo viste armadura blanca, porta una poderosa espada y un cuerno con el que anuncia la llegada de los enemigos.

 

En el antiguo Egipto, Bastet (cuya figura es el de una mujer con cabeza de gato) fue una de las diosas más relacionadas con la seguridad. Sus habilidades se asociaban con el animal que la representaba. De ahí que este felino doméstico fuera tan venerado en aquellos tiempos, concediéndole poderes mágicos y divinos que hoy día aún prevalecen.

 

Ahora viajemos a Latinoamérica, en los tiempos de la civilización maya, para encontrarnos con Balam, cuyo nombre significa jaguar. En la actualidad se representa como un grupo de espíritus encargados de proteger a los poblados, los cultivos y los hombres. La creencia afirma que son cuatro, uno por cada punto cardinal.

 

Sin importar en quién o en qué creas, no está de más encomendar toda tu seguridad y protección a nuestros productos y servicios. Estamos listos para protegerte en todo momento y lugar.

 

Contáctanos: www.ancla.la/contacto | info@ancla.la | Tel: 3116211 Ext. 2225
Cra. 68H No. 73A-29 · Bogotá D.C.